Cambiar la Bañera por Plato de Ducha

Reformas en el baño

Se dice que hay épocas del año en las que estamos más abiertos a poner en marcha ciertos proyectos, a veces se trata de empezar una dieta, de ponerse a estudiar o de comenzar una colección. Y una de estas épocas suele ser la de la vuelta al cole.

Parece ser que con el fin de las vacaciones, nos planteamos cambios en nuestra vida y pretendemos que surtan efecto a través de la puesta en marcha de algún nuevo proyecto. Sin duda una de las ideas más recurrentes a la vuelta de las vacaciones, es la de reformar la casa, decorar el baño, o al menos, comprar algún mueble.

Una de las reformas más de moda últimamente es precisamente la de convertir el típico baño en un espacio moderno y diferente, con el fin de romper con la monotonía que proyecta un espacio tan cotidiano como este.

Lo primero que debemos hacer es coger una cinta métrica y dibujar en un papel un croquis del espacio que queremos reformar. Dibujar los elementos arquitectónicos de los que no podemos prescindir, como columnas o ventanas, y empezar a imaginar.

Lo primero que nos viene a la cabeza es cambiar la bañera por una ducha, esta es sin duda la obra estrella de los últimos años, y sin duda alguna, es la alternativa que más vas a valorar. Este cambio no solo te permitirá tener un mayor espacio en el baño, sino que la decoración del espacio te resultará mucho más natural. Y sobre todo, debes tener en cuenta la cantidad de ventajas que vas a tener si acometes dicha obra.

Desde el ahorro de agua, hasta la seguridad de no tener que salvar tal barrera arquitectónica, sobre todo cuando entramos en cierta edad. Pero lo que realmente te va a alegrar cada uno de los días es la sensación de funcionalidad que le habrás dado al baño.