Sustituir la bañera por un plato de ducha

Cada vez es más común realizar el cambio de bañera por ducha. Lo cierto, es que, a partir de una cierta edad es mucho más cómodo. Y no sólo por nosotros, si tenemos que ayudar a alguna persona de edad avanzada o con problemas de movilidad, con una ducha la tarea es mucho más sencilla. Sin embargo, siempre que pienso en realizar esta obra en mi casa, acabo desechándola por miedo a que se me complique la obra o que acabe superando mi presupuesto.

Pero en realidad no es así, es algo que podemos hacer nosotros mismos si somos un poco manitas. Pero cuidado, aunque no es excesivamente complicado, es un proceso que requiere de ciertos conocimientos.

Lo primero que tenemos que hacer es quitar la bañera, aunque antes es conveniente quitar la mampara o la cortinilla. Es muy importante cerrar la llave de paso antes de empezar con la parte de fontanería. Dejamos que se vacíen las cañerías y desenroscaremos el desagüe de la bañera.

Antes de retirar la bañera, debemos quitar las baldosas que tenga alrededor, si es el caso. Podemos utilizar una maza y algún tipo de herramienta para hacer palanca. Cuidado en esta fase porque debemos estar protegidos convenientemente, unas gafas son muy útiles en estos casos. Para finalizar, terminamos quitando la bañera y los ladrillos que puedan estar recubriéndola o que sirvan de mocheta.

Vamos a empezar ahora con el plato de ducha. Algunos platos necesitan una base y otros no. Si el plato es delgado, será necesario, en caso contrario, no. Tenemos que tener el cuenta que el plato seguramente no va a ocupar la misma superficie que la bañera, así que tendremos que conseguir azulejos lo más parecidos posible a los que tengamos en el resto del baño, de lo contrario puede quedar muy mal.

El sistema de desagüe se coloca lógicamente por debajo del plato, así que hay que ponerse con esto antes de tocar nada más. Hay que tener cuidado de que todo el sistema quede bien sellado, ya que después será mucho más difícil acceder a él. Si hemos puesto base de ladrillos, debemos echar cemento por encima y colocar el plato. La última fase consiste en la instalación de la grifería y la mampara.

Este tipo de reformas en baños puede llevarse a cabo con herramienta cotidiana, aunque recomendamos tener cerca la ayuda de un profesional, por si la cosa se complica.

 

Sustituir la bañera por un plato de ducha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *